cirugía para tratar la prostata agrandada

La resección transuretral de la próstata es una cirugía usada para tratar problemas urinarios debido a una próstata agrandada.

Se inserta un instrumento combinado que es visual y quirúrgico (resectoscopio) a través de la punta del pene y hacia el conducto que transporta la orina desde la vejiga (uretra). La próstata rodea la uretra. Usando el resectoscopio, el médico recorta el exceso de tejido prostático que bloquea el flujo de orina.

En general, la resección transuretral de la próstata se considera como una opción para hombres con problemas urinarios de moderados a graves que no responden a la medicación. Tradicionalmente, se considera que la resección transuretral de la próstata es el tratamiento más eficaz para el agrandamiento de la próstata.

Sin embargo, gracias a técnicas e instrumentos quirúrgicos mejorados, muchos otros procedimientos mínimamente invasivos se vuelven cada vez más eficaces. Por lo general, estos procedimientos mínimamente invasivos provocan menos complicaciones y tienen un período de recuperación más veloz que la resección transuretral de la próstata.

Close Menu