Qué es la incontinencia de orina en la mujer? 

Es la pérdida involuntaria de la orina a través de la uretra, objetivamente demostrable y de una magnitud tal que constituye un problema higiénico o social.

Cuántos tipos de incontinencia de orina femenina existen? 

Existen tres tipos de incontinencia:

  • Por esfuerzo
  • Por urgencia
  • Mixta

Qué es la incontinencia por esfuerzo? 

En la incontinencia por esfuerzo el escape de la orina se produce cuando la mujer realiza un esfuerzo físico o cuando tose, estornuda o se ríe. Este tipo de incontinencia es el más frecuente. (50% de las mujeres con incontinencia de orina).

Cuáles son las causas que favorecen la incontinencia por esfuerzo?

Se ha demostrado una predisposición familiar a la incontinencia por esfuerzo. Las mujeres cuyas madres o hermanas mayores sufren incontinencia, presentan un mayor riesgo de padecer incontinencia de orina y los síntomas son más severos. Si la mujer tiene madre y una abuela incontinentes, el riesgo aumenta aún más.

Como factores desencadenantes de la incontinencia por esfuerzo se encuentran el embarazo, el parto y el número de partos.

Alrededor del 40% de las mujeres que presentan incontinencia durante el embarazo, son propensas a presentar incontinencia en los próximos 5 años.

El parto puede debilitar o dañar las estructuras del suelo pélvico y los nervios del esfínter urinario. La episiotomía y el parto con fórceps aumentan el riesgo de incontinencia.

Las cirugías previas como por ejemplo la histerectomía y la radioterapia por tumores también pueden participar en la aparición de incontinencia por esfuerzo.

Existen factores que favorecen la aparición de la incontinencia por esfuerzo:

  • La obesidad
  • El estreñimiento crónico
  • Las enfermedades pulmonares (bronquitis crónica)
  • El tabaco (tos crónica)
  • La menopausia
  • Algunos medicamentos (anti-hipertensivos, diuréticos, antiinflamatorios, anticolinérgicos, etc.).

Las mujeres obesas tienen 4 veces más posibilidades de presentar incontinencia de esfuerzo, debido al incremento de la presión abdominal e intravesical.

Porqué se produce la incontinencia por esfuerzo?
La incontinencia por esfuerzo puede ser ocasionada por hipermovilidad de la uretra o por defecto del esfínter urinario. La hipermovilidad de la uretra se debe al debilitamiento de los músculos y tejidos que la mantienen en su sitio dentro del abdomen. Al descender la uretra, la presión abdominal que se realiza durante el esfuerzo se ejerce sobre la vejiga superando la presión uretral y haciendo que se escape la orina.

El tratamiento de la incontinencia de orina esfuerzo es quirúrgico

Qué es la incontinencia por urgencia?

En la incontinencia por urgencia, el escape de orina involuntario es acompañado o precedido por un deseo repentino e imperioso de orinar que resulta difícil de retrasar.

En este tipo de incontinencia, se produce una contracción involuntaria del músculo de la vejiga (detrusor) que es lo que produce el deseo imperioso por orinar (urgencia). La presencia de contracciónes involuntarias del músculo de la vejiga se conoce con el nombre de vejiga hiperactiva o vejiga inestable. Por el contrario en la incontinencia por esfuerzo, no se produce la contracción del músculo de la vejiga. El tratamiento de la vejiga hiperactiva no es quirúrgico sino que consiste en medicamentos (anticolinérgicos).

Qué es una incontinencia mixta?
En la incontinencia mixta coexisten en la misma paciente una incontinencia por esfuerzo y una incontinencia por urgencia.

Como se explora una mujer con incontinencia?
Se coloca a la paciente en posición ginecológica y se observan los genitales externos ya que es frecuente que a la incontinencia, se asocien descensos de órganos con la vejiga (cistocele), el recto (rectocele) o el intestino delgado (enterocele). Para demostrar la presencia de incontinencia por esfuerzo, se le pide a la paciente que tosa, ya que el 80% de las mujeres con incontinencia presentan escape de orina si tosen en esa posición.

Qué pruebas se deben realizar en una mujer con incontinencia de orina?
Sedimento y cultivo de orina. Es útil para descartar una infección de orina ya que su presencia puede agravar una incontinencia leve.

Ecografía urológica. Sirve para conocer posibles anomalías en los riñones como por ejemplo dilatación de las vías urinarias y además para detectar la presencia de orina residual en la vejiga.

Cistografía. Consiste en la inyección de contraste yodado en la vejiga a través de una sonda, y posteriormente se obtienen radiografías con las que se visualiza el interior de la vejiga y se valora si la misma se encuentra descendida.

Estudio urodinámico. Se recomienda realizarlo en todas las mujeres con incontinencia de orina de cualquier tipo, sobre todo cuando fracasa el tratamiento conservador o cuando se plantea realizar un tratamiento quirúrgico.

El estudio urodinámico sirve para diferenciar una incontinencia por esfuerzo de una incontinencia por urgencia o de una incontinencia mixta.

 Como se trata la incontinencia de orina por esfuerzo?
Existen tres tipos de tratamiento para una mujer con incontinencia de orina por esfuerzo:

1- Tratamiento conservador. 
Es el primer tratamiento que se debe intentar en las mujeres que presentan incontinencia leve o moderada y en ausencia de trastornos del esfínter, ya que se puede conseguir la curación o una mejoría importante. Por el contrario, si la incontinencia es severa o el esfínter está afectado, los resultados obtenidos con el tratamiento conservador son muy pobres. El tratamiento consiste en la modificación de los hábitos de vida, en el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico y en la electroestimulación muscular a través de la piel, de la vagina o del ano con equipos portátiles. Por modificación de los hábitos de vida se entiende el adelgazamiento, si la paciente es obesa, el abandono del tabaco y la corrección del estreñimiento crónico.

La electroestimulación está especialmente indicada en las mujeres que presentan un tono muscular perineal bajo, por lo que la contracción de los mismos es poco eficiente o poco duradera.
La electroestimulación está contraindicada en pacientes con marcapasos o con arritmias cardíacas. El porcentaje de curación en casos de incontinencia urinaria leve es de 100%, mientras que en las mujeres con incontinencia moderada es cercano al 65% y de las pacientes con incontinencia severa no se curó ninguna, aunque el 70% logró una mejoría importante.

2- Tratamiento farmacológico.
Aunque en este momento aún no se encuentran en el mercado tratamientos medicamentosos para la incontinencia urinaria por esfuerzo, muy próximamente contaremos con la Duloxetina que es un inhibidor de la serotonina y de la noradrenalina cuyo mecanismo de acción es a través de un aumento de la contractilidad del esfínter urinario durante el llenado de la vejiga. En ensayos clínicos rigurosos, este fármaco ha mostrado su utilidad en los casos de incontinencia leve y moderada, por lo que seguramente ocupará un lugar muy importante en el tratamiento conservador de la incontinencia urinaria por esfuerzo desde el momento en que se ponga a la venta en España en los próximos meses.

3-Tratamiento quirúrgico.
En los últimos años se han producido grandes cambios en el tratamiento quirúrgico de la incontinencia por esfuerzo femenina por la incorporación de una serie de tratamientos poco invasivos pero muy efectivos y con muy pocas complicaciones que se realizan con anestesia raquídea.

Consulta al Urólogo para obtener más información.

Close Menu